¿La avena tiene gluten? Por qué los celíacos no comen avena

¿La avena tiene gluten?

Publicado el miércoles 26 de febrero de 2020 a las 21:50 por Redacción Celiaquia.info



La avena tiene gluten en sitios como Argentina. Y, aunque existe avena sin gluten o avena gluten free, puede caer mal a personas celíacas. Aprende por qué.

En Argentina la avena tiene gluten y es uno de los cereales que se elimina en la dieta de personas con celiaquía. De hecho, el logo que identifica a los alimentos tiene la sigla “sin TACC”, que significa sin Trigo, Avena, Cebada y Centeno. Y la “A”, como ves, es por la avena.

Se sabe que en Argentina la avena tiene gluten por contaminación cruzada (se explica unos párrafos más adelante), pero en otros lugares del mundo se habla de avena apta para celíacos, avena sin gluten, avena pura. Es más, en los últimos años se supo que el consumo de avena, en pequeñas cantidades, no haría daño al organismo de un celíaco. Y hasta se comenzó a ofrecer avena gluten free y a incluir este cereal en algunas dietas sin gluten.

Así que en este artículo entenderás por qué la avena tiene gluten en Argentina y por qué en otros países del mundo hay avena sin gluten. Además, conocerás por qué, a pesar de no tener gluten, la avena puede caerle mal a algunas personas con celiaquía.

¿La avena tiene gluten?

Se sabe que la avena es un alimento naturalmente libre de gluten. Sin embargo, tiene características que la convierten en un alimento no del todo seguro para celíacos por dos motivos: por contaminación cruzada y por tener un origen común con los cereales con gluten.

Avena y gluten

La contaminación cruzada

En muchas partes del mundo, y en la Argentina especialmente, la avena tiene gluten por contaminación cruzada. La avena comparte los mismos campos de cultivo, los mismos espacios de almacenamiento y las mismas maquinarias que se utilizan para recolectar cereales con gluten, como el trigo o el centeno.

Entonces, si la avena se cultivara, almacenara y distribuyera de forma segura y alejada del contacto con otros cereales y alimentos que sí contienen gluten, no tendría gluten y sería apta para el consumo de personas con celiaquía. ¿Realmente es así? No, hay otro factor que también se tiene en cuenta al prohibir el consumo de avena en personas con celiaquía. Y tiene que ver con que la avena tiene una estructura proteica muy similar a la del trigo, la cebada y el centeno.

Estructura proteica de la avena

La avena tiene un origen común con los cereales con gluten. Esto hace que sea muy parecida y tenga proteínas prácticamente idénticas a estos cereales prohibidos en la dieta para celíacos.

Aunque la avena se produzca de manera segura y no contenga gluten, aun así podría caerle mal a algunas personas con celiaquía. Y es que la avena tiene una estructura proteica muy similar a la del trigo, la cebada y el centeno. Esto hace que el organismo de las personas con celiaquía reconozca la avena como tóxica o dañina.

¿Por qué la avena tiene una estructura proteica muy similar a la de los cereales prohibidos para celíacos?

Los cereales (trigo, arroz, maíz, cebada, avena, centeno, sorgo, mijo, alpiste, etcétera) son plantas de la familia de las gramíneas que se cultivan por su grano.

El trigo, la avena, el centeno y la cebada pertenecen a una subfamilia de las gramíneas, llamada Pooideae. Esta subfamilia a su vez comprende varias tribus, entre las que se encuentran la Aveneae y la Triticeae. La avena pertenece a la tribu Aveneae. Mientras que dentro de la tribu Triticeae están el trigo, la cebada y el centeno.

La avena pertenece a la misma familia botánica que el trigo, la cebada y el centeno, tres cereales con gluten. Contiene una proteína llamada avenina, que se parece a la glutenina de los otros cereales.

¿Qué es la glutenina? Es la sustancia que causa los malestares y problemas digestivos a las personas con celiaquía.

Un origen común

Si bien los cuatro cereales prohibidos a las personas con celiaquía tienen una proteína diferente, comparten un origen común. Por eso, la avenina, proteína de la avena, tiene una estructura proteica muy similar a la del trigo, la cebada y el centeno.

Esta similitud podría provocar que el organismo de las personas con celiaquía reconozca la avenina como tóxica o dañina. Y por este motivo se la excluyó de la dieta libre de gluten para personas con celiaquía.

Existe un porcentaje muy pequeño de personas con celiaquía que no pueden consumir avena por este motivo. Al tener una estructura proteica muy similar a la del trigo, la cebada y el centeno, la avena provoca reacciones en el organismo de estas personas.

Avena sin gluten

La avena certificada como avena sin gluten o avena gluten free podría incluirse en la dieta sin gluten de personas con celiaquía teniendo algunos cuidados. Y, por supuesto, previa consulta a especialistas en nutrición y gastroenterología.

La avena sin gluten es aquella que se cultiva en campos que no se utilizan para cultivar cereales con gluten. Durante su procesamiento, empaquetado y transporte no debe estar expuesta al contacto con gluten. ¿Cómo asegurar que se tuvieron los cuidados para que la avena no tenga gluten? Por la certificación que se exhibe en el envase. La avena debe estar certificada como libre de gluten.

La mayoría de las personas con celiaquía pueden incluir avena gluten free en su dieta. Sin embargo, se sabe que existe un porcentaje de personas que no tolera el consumo de avena, más allá de que haya sido producida de manera segura y no contenga gluten por contaminación cruzada.

Incluirla como producto apto y sin gluten sería muy arriesgado. Ese porcentaje, por mínimo que fuera, estaría siendo expuesto a potenciales daños a su salud. Por lo tanto, hasta que no haya más información y estudios al respecto, se desaconseja el consumo de avena en dietas sin gluten.

Bibliografía y material de referencia

  • https://www.drschaer.com/es/institute/a/avena-y-dieta-sin-gluten
  • Janatuinen EK et al. A comparison of diets with and without oats in adults with celiac disease. N Engl J Med. 1995; 333: 1033-7
  • Srinivasan U et al. Absence of oat toxicity in adult coeliac disease. BMJ 1996; 313 (7068): 1300-1301
  • https://www.nice.org.uk/guidance/ng20/chapter/Recommendations#advice-on-dietary-management
  • Codex Standard for Foods for Special Dietary Uses for Persons Intolerant to Gluten. 2008
  • Lundin K. Oats in coeliac disease – do we have the full picture? Coeliac UK Research Conference, London: 2016
  • Tighe P et al. Effect of increased consumption of whole-grain foods on blood pressure and other cardiovascular risk markers in healthy middle-aged persons: a randomized controlled trial. The American Journal of Clinical Nutrition 2010; 92: 733-740
  • Thies F et al. Oats and bowel disease: a systematic literature review. Br J Nutr.2014; 112 Suppl 2:S31-43
  • Hallert C et al. Evidence of poor vitamin status in coeliac patients on a gluten-free diet for 10 years. Ailementary Pharmacol & Therap 2002; 16: 1333-39
  • Kinsey L. et al. A dietary survey to determine if patients with coeliac disease are meeting current healthy eating guidelines and how their diet compares to that of the general population. European Journal of Clinical Nutrition 2007; 1-10
  • Cooper SEJ et al. Immunological indicators of coeliac disease activity are not altered by long-term oats challenge. Clin Exp Immunol 2013; 171(3): 313-318
  • Arentz-Hansen H et al. The molecular basis for oat intolerance in patients with celiac disease. Published online 2004; doi: 10.1371/journal.pmed.0010001
  • Sjborg V et al. Non-contaminated dietary oats may hamper normalization of the intestinal immune status in childhood celiac disease. Clin Transl Gastroenterol. 2014; 5(6): e58
  • Ciacci C et al. The gluten-free diet and its current application in coeliac disease and dermatitis herpetiformis. United European Gastroenterol J. 2015; 3(2): 121–135
  • ttps://www.glutenfreesociety.org/are-oats-safe-to-eat-on-a-gluten-free-diet/
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17948135
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29083384
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7675045/